Hoy tenemos el placer de charlar con Neus Estrada, capitana del primer equipo femenino que tuvo el CRUC, allá por el 2007.

Además de jugadora del Club, su familia ha sido parte importantísima en la historia del Club, en su restaurante familiar, el Asador Estrada, también conocido como “La Gallega” por los orígenes de Dina, madre de Neus, hemos celebrado reuniones de junta directiva, terceros tiempos y hasta el campeonato de liga del 2010 e innumerables cervezas viendo cualquier partido de rugby que pasasen por la tele, y han sido un sponsor permanente y continuo desde los orígenes del Club, apoyando cualquier iniciativa (por loca que fuese) que les presentábamos.

Ha llovido desde entonces! Hace ya años que no nos veíamos! ¿A que te dedicas tras dejar el rugby? ¿Cómo es tu vida alejada del balón oval?

Como no tuve la oportunidad de cazar a un Ministro, sigo trabajando… 😉 La verdad es que estoy felizmente casada y soy madre de dos pequeños maravillosos. En lo laboral, trabajo en Applus IDIADA como Ingeniera de homologaciones. En lo deportivo, intento mantenerme en forma yendo al gym cuando tengo tiempo.

 

¿Cuándo te aficionaste al rugby y que te llevó a empezar a jugar?

Me aficioné al Ruby por casualidad, conocía a Coqui desde hacía años y me presentó a la gente del club. En un tercer tiempo, por supuesto en el restaurante de mis padres, Coqui me retó a ir a un entreno con los chicos y a montar un equipo femenino. De esto hace ya unos cuantos años… 2007??? El caso es que conseguí convencer a Paula Martínez y Arancha Oliván, que eran pareja de dos de los jugadores en aquellos tiempos, para que me ayudaran. Y entre cerveza y cerveza ,engañamos a unas cuantas más 😉

¿Cuál es tu mejor recuerdo de aquel tiempo? ¿Y lo peor?

El mejor recuerdo que tengo son las amistades que forjamos y que éramos un equipo para todo, para lo bueno y lo menos bueno. Podría empezar a decir nombres y no terminaría, ellas saben quienes son porque lo dimos todo en el campo y en los terceros tiempos. Lloramos y reímos juntas. A muerteeeeeee!!!

Lo menos bueno, lo duro del día después del partido… Torticolis, moratones… Y digo lo menos bueno, porque en el fondo lucir un ojo morado en el trabajo era muy divertido de explicar en las reuniones 😉 También fue duro levantar el equipo femenino, pero el club supo mantenerlo y llevarlo a lo más alto.

 

¿Qué te parecen a esos “supuestos rugbiers” que discriminan al rugby femenino diciendo que ni es rugby ni es femenino?

No son rugbiers. Los chicos del club siempre nos enseñaron, nos apoyaron y nos cuidaron. Sin ellos tampoco hubiera existido el equipo femenino, siempre estuvieron a nuestro lado y fueron un ejemplo para nosotras.

Seguro que has oído a mamás y papás que tienen miedo de apuntar a sus hijos e hijas a hacer rugby, bajo el argumento de que es peligroso… como madre, ¿Qué les dirías para animarles a que lo prueben?

La vida es dura, eso le digo yo a mis hijos de 3 y 6 años cuando lloran o se enfrentan a nuevos retos. Solo hay que probarlo para darse cuenta de lo noble de este deporte y que la peligrosidad es algo relativo. El trabajo en equipo y los valores del Rugby deberían ser un ejemplo para todos.

 

¿Conservas aún amistad con alguna de tus compañeras de equipo de hace ya 10 años?

A pesar de haberme mudado a otra provincia, algunas de nosotras seguimos en contacto. Han estado en mi despedida de soltera, en el nacimiento de mis hijos, … Han estado cuando las he necesitado y no lo olvidaré nunca. También quiero decir que aunque no nos veamos a menudo, las llevo en mi corazón.

¿sigues al Club en la actualidad? ¿Qué te gustaría que cambiase, o como te gustaría que evolucionase?

Lo sigo a través de las redes sociales y la verdad es que es un orgullo para mi ver cómo ha evolucionado en todo este tiempo, el femenino ha sido un ejemplo. Seguid así con vuestra filosofía y ganas de mejorar día a día como una familia unida.

 

Muchísimas gracias por tu tiempo y espero que nos podamos ver pronto de nuevo en el Club o tomando algo en “la gallega”.

Por cierto, desde aquí enviar un afectuosísimo saludo a Dina y a Juan, quienes siguen regentando el Asador y a quienes debemos tanto desde el Club!!