VALORES

El rugby es un deporte en el que tradicionalmente se ha dado gran importancia a los valores morales. Desde temprana edad a los jugadores de rugby se les enseñan una serie de cualidades positivas, como son el trabajo en equipo, el respeto, la disciplina, el sacrificio, la humildad y el altruismo. A diferencia de otros deportes de equipo, en el rugby los jugadores no suelen discutir a los árbitros sus decisiones, ni tratan de engañarlos para sacar partido de sus decisiones. Los tantos son necesaria consecuencia del esfuerzo de todos. Al final del partido los jugadores de ambos equipos confraternizan juntos en el llamado «tercer tiempo», en el que beben y comen juntos por invitación del equipo local.

Trabajo en equipo
El trabajo en equipo es esencial para nuestro deporte. Jugamos desinteresadamente para el equipo pensando siempre en el compañero tanto dentro como fuera del campo. En un equipo de Rugby existe mucha dependencia el uno del otro y entendemos que cada jugador tiene un papel importante que desempeñar. En el Rugby no existen posiciones destacadas.

Respeto
Es la base de nuestro deporte. El respeto por el árbitro y el rival. Sin ellos no disfrutaríamos de todo un año de liga. En Rugby se dice que: “no son contrarios, son adversarios; juegan al rugby y por tanto tienen en común contigo mucho más que cualquier otra persona que no juegue al rugby”. Valoramos y respetamos a nuestros entrenadores y los que dirigen nuestros clubes ya que sin ellos no habría rugby.

Disciplina
La disciplina sustenta nuestro deporte. Un equipo suele componerse por 40 jugadores. Sin un estricto orden y normas de comportamiento no se podría alcanzar los objetivos planteados.

Sacrificio
Es totalmente necesario en nuestro deporte para crecer siendo una mejor persona y un mejor jugador con el paso del tiempo. El sacrificio forma parte del día a día de un jugador de rugby tanto dentro como fuera del campo.

Humildad
No podemos perderla nunca. Sin importar los resultados y logros que hayamos tenido. Siempre debemos rendirle al rival el respeto que se merece los 80 minutos de juego. Sabemos que hacer marcas en un partido es nuestro deber. Cuando conseguimos una, en vez de celebraciones, humildemente debemos volver al centro del campo, y respetar al rival jugando otra vez al máximo.

Altruismo
Un club de Rugby es una familia, y como tal los unos cuidan de los otros así como de aquellas personas que los rodean.

Estos códigos de conducta y valores de nuestro deporte han sido una pieza clave en el crecimiento de nuestro Club. Con ellos el equipo sénior ha conseguido ser campeón de su liga y ascender a primera catalana. Confiamos plenamente en ellos ya que sabemos que son el camino a seguir para continuar nuestro exponencial crecimiento.